lunes, 8 de junio de 2015

... y los nominados son...

Siendo realista, mi plan de navegación en el futuro es:
  • SOLITARIO. Y como esto creo que no va a cambiar, maniobra reducida, facilidad de fondeo y gobierno.
  • Sin alejarme mucho de este Mare Nostrum, que mis ansias de aventuras ya pasaron y lo que me apetece mucho es "crucerear" sin demasiadas complicaciones. Aunque tengo que reconocer que hay una vuelta a la Península que tengo pendiente desde hace muchos años.
  • Vivir a bordo, dentro de mis medidas y posibilidades.
  • Cocinar, escribir, fotografiar ...
  • Sin excesivos calentamientos de cabeza a la hora del mantenimiento.
  • Eslora "contenida", entre 30" y 35" estando más cerca de la primera que de la segunda medida.
  • Regatas... ni las de "ultimillo mariquita y paga las cervezas en el bar del puerto" tan típicas en verano.
Pues eso, tras muchos dimes y diretes, dudas, certezas, visitas, gustos y disgustos, el catálogo de candidatos finales es corto.

Siempre me han gustado "las viejas damas" (sigo con la costumbre británica de hablar en femenino cuando me refiero al barco), con curvas y culito -con perdón- prieto.

Prefiero el acero a la madera y esta a la fibra, pero hay que ser realista,  ya he tenido madera y sé que para mí, esa época ya pasó. Queda Acero y Fibra y he aquí mi gran dilema. Pese a que mi admirado Enrique -Velero Simbad- me tienta y me tienta cual "sireno" llamando a Odiseo para que arrumbe hacia las piedras, siempre hay un "puntito" de "nosequé" que me hacen retraerme... quizás los altos precios de un "acero" bien mantenido, quizás porque lo veo "demasiado" para mí solo y mi plan de vida-navegación... quizás la eslora, que las considero grandes para mi.

Pero este es uno de esos "finalistas":

Modelo: Bulle de Soleil de G.Caroff con cubierta personalizada 
Constructor: Samsom Yachting
Año 1998
Acero, galvanizado en frió con Metagrip
Eslora 11,25
Manga 3,70
Calado 1,50
Desplazamiento 11.000kg
Motor: Volvo Penta 48 hp










Luego quedan "mis" clásicos comenzando por: 

Belliure 30



  • Astillero: Belliure Construcciones Navales
  • Modelo: Belliure 30
  • Tipo de Barco: Vela monocasco
  • Material de construcción: Fibra de vidrio
  • Eslora: 9,3 m
  • Manga: 3,10 m
  • Calado: 1,45 m
  • Desplazamiento: 5000 Kg
  • Superfície vélica: 59,50 m2










Hanse 312

Dentro de los barcos modernos, es de lo que más me gusta.














Contessa 32 (y vuelve la burra al trigo, que dice el retruecano)

LOA: 9.75 m. (32′ 0″)
LWL: 7.32 m. (24′ 0″)
Beam: 2.9 m. (9′ 6″)
Draft: 1.68 m. (5′ 6″)
Displacement: 4309 kg (9,500 lbs)
Ballast: 2042 kg (4,500 lbs) (lead)
Sail Area: 52.2 sq. m. ( 562 sq.ft.)
Headroom: 1.85 m. (6′ 1″)
Engine: 24hp Farymann/20hp Bukh/ 28hp Volvo 2003/ 3 cylinder Yanmar diesel/3 cylinder Beta marine diesel
Year Introduced: 1971
Designer: David Sadler
Builder: Jeremy Rogers Ltd










Y por ultimo, mis queridos F9/Ro300/VDN30

Vale, que ya se que tienen muchos detractores, pero lo disfruté mucho y eso siempre "pone".

Aunque también hay un Belliure Endurance 35 por ahí que me está poniendo muchos "ojitos"... así como un "viejo" Sirocco 31 MKII... aunque este es más por emoción y sentimentalismo que por sensatez

En fín... en estos dilemas estamos, son barcos todos ellos que de una forma u otra me enamoran, pero como siempre, solo el destino tendrá la última palabra.

Dudas... dudas... dudas...

8 comentarios:

  1. Paco, estoy contigo, a mí también me gustan las viejas damas, curvas culito prieto y esas cosas. Aconsejar es complicado, pero si fuera para mi iría a un plástico, cero mantenimiennto si el barco está en buen estado.
    De los que has puesto el que más me gusta es el Hanse 312, Los Beillure son muy bonitos, pero para mi no son grandes navegadores, pero el acero tampoco tiene mala pinta.
    Qué quieres que te diga... Ahora manda el presupuesto y el corazón.
    Ya nos contarás
    Un fuerte abrazo y mucha suerte
    VIRIATO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cesar, no es pedir consejo, pues la decisión para bien o para mal, tendrá que ser mía -bueno y del bancario- con todas sus consecuencias... es más bien una reflexión "en voz alta"... que muchas veces, sabes bien, ayuda a clarificar las ideas...

      Si, el plástico tira mucho, tiene muchas ventajas.

      Dudas, dudas, dudas... y mientras apurando el pálido añejo motrileño.

      Eliminar
  2. Yo, ya te dije, me encantan los aceros, pero sufrí uno con los fondos planos en la proa y fue un tormento. A pesar de que pené mucho cuando lo vendimos, entre otras cosas porque lo habíamos construido nosotros, ahora, con la nueva Maga, un Joubert-Nivell he recuperado, no el placer, pero sí la posibilidad de hacer una viaje ciñendo sin que se caigan los empastes.
    De todos modos, el corazón te dirá.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si Anuska... toda una tortura lo de los empastes... y no hace falta que sea de acero, en muchos plásticos se te caen también -jodíos plásticos modernos, diseñados para planear en vez de para navegar- jejejejeje. Al final, como bien dices, es la "aceleración de la patata" la que acaba decidiendo... por muchas vueltas que des a muchos barcos, de pronto, un día, pasas al lado de uno y el corazón te hace bum-bum... y se acabaron las listas de candidatos.

      ¡En fin!, veremos a ver como acaba la cosa

      Eliminar
  3. Tengo que felicitarte Paco, felicitarte porque estás en un momento que para mí lo quisiera... decidir por fin tu nuevo domicilio flotante, envidia, mucha envidia, de verdad.
    Por ello te seguiré de cerca en tus pasos, más que nada por que seguro que aprendo mucho. Yo también tengo marcado en un horizonte, me temo que lejano, el tomar una decisión similar (dicen que de sueños también se vive, aunque yo prefiero eso de "los grandes proyectos empiezan con un sueño").
    Confesaré que hasta he comenzado a tantear con la almiranta una solución final que nos contente a los dos, a ella le gusta y mucho la mar, pero tiene un problema, ( no, no se marea, no es eso, es más, suele ir haciendo crucigramas muchas veces mientras navegamos...) su punto negativo es el frío, lo tolera muy mal sobre todo el frío húmedo..., por ello empiezo a sopesar la posibilidad del Mediterráneo para ese futuro incierto, los dos estamos muy enganchados al Mare Nostrum, adoramos Italia, nos morimos de ganas por conocer Grecia, casi todos los años vamos al menos una vez a la Costa Brava, nos gustaron muchisimo las costas de Almería, Murcia, Alicante... Conocemos poco Baleares, solo un poco Mallorca y Menorca pero nos parecieron preciosas, en fin que me enrollo.
    Coincido al 100% contigo con los requisitos que pides a la hora de elegir, yo también tengo claro, a día de hoy, mañana igual cambio, el material del casco, fibra, los otros dos me dan para atrás por coste y mantenimiento, aunque he de reconocer que no soy precisamente un experto en estos temas.
    Mucha suerte con tu elección, espero que sea rápida.
    Aunque imagino que los tendrás más que vistos te paso un enlace para ayudarte en tu elección.
    http://translate.google.es/translate?hl=es&sl=en&u=http://atomvoyages.com/planning/good-old-boats-list.html&prev=/search%3Fq%3Dhttp://atomvoyages.com/planning/good-old-boats-list.html%2523pacific%26hl%3Des%26rlz%3D1T4ACAW_esES330ES331&sa=X&ei=KRlIUdXiMcKQhQeN5oGQBw&ved=0CDgQ7gEwAA

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fernando, gracias por el enlace, ya lo conocía y lo tenia "trillado"... ese y otro par más como ese...

      Lo de los "dolores de huesos femeninos" a costa de la humedad (que tendrán estas mujeres, que siempre tienen frío... y no hablemos de esos pies nocturnos, permanentemente congelados, cuando te los arriman a tus pantorrillas).. bueno, el Mediterráneo desde luego tiene mejor clima que el Cantábrico, aunque aqui también se lían pardas a menudo, pero no es ese frio de ahí arriba. Pero todo se cura... y si se usan trucos -un tiesto de maceta de barro puesto del revés en la hornilla encendida durante un rato, es una de las mejores calefacciones de barco que he conocido- la cabina se mantiene bastante calentita y seca... y siempre nos quedarán las bolas anti humedad esas del carreflus.

      Y si, todas las aventuras comienzan como un sueño... y muchas veces no hacemos más que soñar y soñar, sin atrevernos a "tirarnos al vacío"... aunque cuando finalmente lo hacemos, lo que nos reprochamos es no haberlo hecho antes... así que no te lo pienses mucho... y tírate/tiraros... además... hasta llegar a Evgiros -pa gorronearle a Ana unas birras... jejejeje- hay mucha costa para conocer y navegar...

      Eliminar
  4. Gracias Paco, que casualidad, ayer estuve con un amigo navegante que dijo algo sobre los sueños que me gustó mucho:
    "Hay dos tipos de sueños, los que tenemos de noche y los que luchamos para conseguirlos"

    Llegar a Grecia navegando...¡¡ buaaa, casi ná !! ese si que es un buen proyecto.
    A cuidarse.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fernando, todo es proponerselo... (y sobre todo, no darle muchas vueltas, que si no, no zarpas nunca).

      Un abrazo.

      Eliminar